Chajarí
28°
Mayormente nublado

En el marco de una investigación llevada adelante por efectivos del Escuadrón N° 7 de Paso de los Libes de Gendarmería Nacional, en conjunto con la Fiscalía Rural y Ambiental, a cargo del Dr. Gerardo Cabral, el pasad jueves 24 de noviembre se realizó un allanamiento en la Estancia Santa Victorina, propiedad de la familia Perazzo, en la que se constató la existencia de una arrocera, que sería ilegal, explotada por la conocida empresa Marcos Schmukler S.A., de la localidad de San Salvador, Entre Ríos.

Además, durante el procedimiento, los uniformados hallaron un terraplén sobre el río Miriñay, que impedía el normal escurrimiento de las aguas, ocasionando a los campos aguas abajo innumerables inconvenientes, además de destruir toda la biodiversidad del río al dejarlo seco.

En ese contexto se dio intervención al Instituto Correntino del Agua y del Ambiente (ICAA), para que realice los controles pertinentes, al ser el órgano de aplicación y garante de todas las cuencas hídricas de la provincia de Corrientes, conforme el Código de Aguas vigente.

No obstante ello, la unidad Fiscal avanzaría con las imputaciones por los delitos de Usurpación de Aguas previsto y penado por el art. 182 del Código Penal contra los responsables de este hecho delictivo.

Además de ello, se evalúa la posibilidad de presentar un amparo ambiental para salvaguardar la vida acuática del río Miriñay y cumplir con lo que establece la Constitucional de preservar los recursos para el presente y las generaciones futuras.

Vale destacar que el allanamiento fue ordenado por el Juez de Garantías, Dr. Martín José Vega, de manera urgente debido a la premura e importancia del caso.

Fuente: El Diario de Curuzú