Chajarí
25°
Despejado

El Área de Bromatología, Saneamiento y Zoonosis de la Municipalidad de Villa del Rosario llevan adelante nuevos monitoreos del mosquito Aedes aegypti, vector del dengue, mediante sensores de presencia (ovitrampas) en distintos sectores de nuestra localidad. El objetivo es localizar, a través de estas pruebas, criaderos de estos insectos para evitar su propagación en la ciudad.

En diálogo con Villa del Rosario Net, la encargada del Área de Bromatología, Saneamiento y Zoonosis, Yanina Dalmazo, señaló que «empezamos con la nueva temporada de monitoreo del mosquito Aedes aegypti y se instalaron unas 25 ovitrampas, así que vamos a comenzar con el relevamiento y los datos se irán recabando semana a semana».

En ese aspecto, indicó que «se colocaron ovitrampas en todos los barrios, con la idea de ir cubriendo todos los sectores y que estén a unos 200 metros entre una y otra, y en zonas aledañas a la localidad como en la planta de tratamiento de residuos, en las piletas de tratamiento de efluentes cloacales y en la fábrica de jugos».

Luego, la entrevistada precisó que «de acuerdo a los datos arrojados por las muestras que se tomen, se van a tomar distintas medidas. Si en alguna zona, por ejemplo, se hallan muchos huevos del msoquito, se procederá a realizar descacharrizado, limpieza de terrenos y se hablará con los vecinos para que den vuelta los recipientes vacíos, que no tengan estanques de agua, floreros con agua y demás».

En relación al período de monitoreo, Dalmazo sostuvo que «lo ideal sería comenzar con esta tarea en el mes de noviembre y finalizar la temporada de verano en mayo, ya que en invierno no hay tantos mosquitos».

A su vez, afirmó que «el año pasado no hallamos el Aedes aegypti, pero igualmente siempre se le pide la colaboración a toda la comunidad». Y, por último, recalcó que «a todo el mundo nos molesta que nos piquen los mosquitos, entonces se pide que la población colabore con mantener los pastos cortos, sacar la chatarra que está acumulada y que no haya recipientes con agua en los patios, porque el agua que puede haber en una tapita de gaseosa alcanza para que la hembra ponga huevos y se reproduzca».

Imagen: Archivo