Chajarí
25°
Despejado

Varias dotaciones de bomberos voluntarios estuvieron trabajando en un campo de pastoreo natural cercano a la planta urbana de San Jaime de la Frontera durante varios días para combatir el fuego.

Sabido es que en todo el territorio de la República Argentina está declarada la Emergencia Ígnea debido a los voraces incendios que a diario se suscitan por la imprudencia humana, mayormente, y por hechos naturales, en menor medida. También afecta, y ayuda su propagación, la sequía existente en gran parte del país y las intensas jornadas de calor, entre otros factores.

La jurisdicción del municipio de San Jaime de la Frontera no escapa a esa generalidad. Es así que se han producido focos ígneos en las últimas jornadas- algunos publicados en este medio- y que fueron sofocados con la intervención del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de la localidad.

Uno de grandes dimensiones se inició el día jueves 30 de diciembre pasado y fue extinguido en la jornada del sábado 1 de enero.

El hecho sucedió en un establecimiento ganadero contiguo a la planta urbana sanjaimense. Al parecer, el fuego se habría iniciado en un pajonal y de allí comenzó a extenderse para el resto del campo que es de monte natural.

Personal del establecimiento afectado y de otro de la zona, colaboraron con el aporte de maquinarias agrícolas para roturar la tierra y hacer cortafuegos. También el municipio local aportó personal y una cisterna con agua.

Desde la Regional, se recibió una dotación de bomberos del cuartel de Chajarí con un vehículo 4×4 destinado para incendios forestales.

Fuente: Miradas del Norte