Chajarí
20°
Parcialmente nublado
La prórroga rige en todo el territorio de la vecina provincia desde el 01 de enero de 2023 por el plazo de 180 días, es decir 6 meses (hasta julio del 2023). Los productores continuarán con la prórroga de vencimientos de impuestos y créditos provinciales y asistencias dispuestas por el ministerio de Producción.

El gobernador Gustavo Valdés a través del Decreto N°3771/22 declaró la prórroga del Estado de Emergencia y/o Desastre Agropecuario por el término de seis (6) meses a partir del 01 de enero de 2023. Es para todas las actividades productivas, abarca a todo el territorio provincial y se establece debido a la continuidad de las condiciones de sequía y de los daños generados por esta, se resolvió tomar tal medida que ahora rige en toda la provincia y no por sectores productivos como se especuló en un principio.

En este contexto, el gobierno de Corrientes a través del ministerio de Producción continuará otorgando a los productores afectados que acrediten su condición mediante la presentación del Certificado de Emergencia Agropecuaria, los siguientes beneficios: prórroga de vencimientos de impuestos y créditos provinciales, prórroga de vencimientos de créditos provinciales, asistencias dispuestas por el ministerio de Producción con recursos disponibles de su partida presupuestaria y asistencia técnica y financiera.

Resolución del conflicto

La Comisión Provincial de Emergencia Agropecuaria contempló la posibilidad de que la prórroga se aplicaría solo en seis departamentos, lo que generó el reclamo del sector, pues consideraban que la situación es grave también en otras zonas.

El Gobierno revió la situación de cada departamento y decidió, con evidencia científica, que la situación afectaba a toda la provincia.

Con fondos del Tesoro Provincial se subsidiará a los productores, aportes de forraje, alimento balanceado, remate de pequeños productores, las líneas de crédito que se otorgaron a través de Banco de Corrientes, Fidecor (Fondo de Inversión para el Desarrollo de Corrientes) y el CFI (Consejo Federal de Inversiones) que implican una inversión pública en el orden de los $5.000.000.000 (cinco mil millones de pesos)”.

“Tenemos el tercer año consecutivo de la Niña y hemos analizado sector por sector, actividad por actividad, departamento por departamento, para poder tener información actualizada que nos permita tomar las mejores decisiones, las más adecuadas y mitigar esos daños a los productores, en particular, a los más vulnerables”, explicó el ministro de Producción, Claudio Anselmo.

Habló de un sistema de prevención y mitigación de Emergencia porque “no podemos aspirar solo a que cada vez que tenemos un problema climático terminemos declarando una situación de emergencia y actuando sobre los efectos. Porque es relativamente poco lo que se puede hacer con los daños ya causados. Por eso insistimos mucho en la prevención, en tomar esas medidas”.

“Son seis o siete departamentos del Centro y Sur, que tienen indudablemente el mayor impacto, porque son los que han recibido menos precipitaciones y que, además, sus actividades son más dependientes. En particular, toda la ganadería mayor y menor, el cultivo de arroz, la citricultura, en esa zona, están afectados”, detalló. El Litoral también dialogó con el presidente de la Asociación de Sociedades Rurales de Corrientes (Asrc), Pablo Sánchez, quien dijo: “la emergencia refleja que la Provincia está trabajando, que está ocupada y preocupada frente a la situación que estamos atravesando”.

En esa línea, además consideró que “hay que entender que este es un proceso dinámico”.

Mientras que, en cuanto a la situación actual de la ganadería, aseguró que “hay mucho menos forraje para el ganado que al contrario de reducirse se ha incrementado y todo eso torna aún más compleja la situación”.

En este contexto, se debe considerar que la Coordinadora de Entidades Productivas de Corrientes (CEP), días atrás, brindó un informe de grave situación de las principales actividades económicas de la provincia: citricultura, yerba mate, forestal, arroz y ganadería, advirtiendo las pérdidas que ya se vienen registrando y con expectativas de prórroga de la Emergencia Agropecuaria que ahora alcanzaría a solo algunas zonas.

Fuente: El Litoral