Chajarí
30°
Parcialmente nublado


Los empleados municipales que iniciaban su actividad el lunes 26 de diciembre, en la Municipalidad de Chajarí, se vieron sorprendidos ya que constataron que, en el sector de Recursos Humanos, llamado también Oficina de Personal, la faltante del CPU y un monitor, que se encontraba al lado de una ventana.

Inmediatamente y al dar aviso, la Policía local inició una investigación que en la jornada del lunes tuvo intensa actividad, ya que no solamente se recorrió el lugar, sino también se solicitaron diversas imágenes de las cámaras de seguridad, con el fin de dar con el responsable del hurto de esta máquina.

Para algunas fuentes de la investigación se trataría de alguien que, por una de las ventanas de calle Falucho, que permanecieron abiertas el 23, presunto día del hecho, alguien desde el exterior pudiera “sacar” la máquina, aunque otros abonan la posibilidad de que se tratara de alguien que ingresó a la oficina y sustrajo el CPU, cuestión que hoy está tratándose de dilucidar.

En este sentido se echaron a rodar varias hipótesis sobre la “importancia” de la máquina sustraída, ya que se trata de la PC donde se almacena información sobre investigaciones administrativas y eventuales sumarios a los empleados municipales.

Ante la consulta a un técnico informático del municipio, éste sostuvo que «si bien los datos están en la máquina, no se pierden ya que o están en respaldo papel o guardados en lo que se llama la nube” una herramienta tecnológica que permite almacenar datos e información por fuera de la PC y que resguarda toda la información que allí se almacena.

No son pocos tampoco quienes ven con cierta desconfianza este tipo de hechos, cuestión que hasta ahora no hay ninguna prueba palpable de que se podría tratar de un hecho intencionado y dirigido hacia esa computadora, aunque por lo bajo dicen “las brujas no existen, pero que las hay, las hay”.

Entre las versiones especulativas, también se menciona que el hecho podría tener conexión con una supuesta interna dentro del gobierno chajariense. En este sentido, se dice que desde un sector del Gabinete del intendente Marcelo Borghesan (quien reemplazó a Pedro Galimberti cuando éste asumió como diputado nacional en diciembre de 2021) habrían realizado sumarios internos a miembros de otra línea partidaria por la desaparición de termotanques solares y desvío de materiales de construcción desde obras municipales a propiedades privadas.

La investigación está en manos de las autoridades judiciales y se espera alguna comunicación oficial con algún resultado al respecto.

Fuente: Tal Cual Chajarí