Chajarí
24°
Soleado

Lo informó un directivo de la represa binacional. Aclaró que no están en peligro las tomas de aguas de las poblaciones ni la producción de energía eléctrica, pero admitió que en el último caso la producción es mínima.

La cuenca del río Uruguay, que abastece al embalse del lago de Salto Grande, actualmente recibe entre 500 y 600 metros cúbicos por segundo. Así lo confirmó el gerente general de Salto Grande, Ingeniero Industrial Gabriel Sardi.

El directivo explicó que la cuenca, está dividida en tres partes, inmediata, media y alta. Salvo en la cuenca alta, las precipitaciones de los últimos tres meses han estado muy por debajo del promedio histórico, lo que está generando caudales menores a la mitad de lo que debería.

Si bien esta época del año es de poco caudal, la falta de precipitaciones en las cuencas inmediata y media es el factor fundamental para la actual situación. “El valor de 600 metros cúbicos por segundo es el caudal mínimo de erogación que mantenemos para sostener las condiciones de abastecimientos de agua en las ciudades aguas abajo y navegación”, explicó el profesional. Ante la consulta Sardi descartó que esté en riesgo la producción de energía eléctrica. “La producción de energía es mínima. Con esos 600 metros cúbicos por segundos, estamos trabajando con dos máquinas, que en el correr del día varía porque depende de la demanda de energía que tenemos”. Afirmó que el pico de demanda se produce entre las 14 y las 16 horas.

Esperan que todo cambie en marzo

La cota mínima para que las maquinas queden fuera de operativa, es de 30.50 mts, pero “hoy estamos en 33 metros”, aseguró.

“Lo que podemos decir es que a pesar de las escasas precipitaciones, con el volumen que hay en el lago, logramos seguir con este régimen de 600/700 metros cúbicos por segundo, por lo menos hasta fines de marzo”, dijo para luego confirmar que “de acuerdo al pronóstico de nuestros técnicos, que vamos a tener algunas precipitaciones en la cuenca media, en el mes de marzo”.

Esto llevaría a una mejora sustancial en los niveles de agua no solo para la operativa en lo que respecta a la generación de energía, sino, en una tranquilidad para el abastecimiento de agua en la zona sur a la represa de Salto Grande.