Chajarí
20°
Parcialmente nublado

Tal como estaba previsto, en la noche del viernes, el Gobierno local llevó adelante la inauguración oficial de la plazoleta Papa Francisco, ubicada en la intersección de las calles Los Inmigrantes, Maestro Grigolatto y 22 de Septiembre, en el barrio que lleva su mismo nombre.

El acto fue encabezado por la intendente de Villa del Rosario, Vanina Perini, quien estuvo acompañada por el vice, Martín Rigoni; el secretario de Gobierno, Diego Cortiana; demás miembros del gabinete municipal, concejales, el sacerdote Pedro Todone, y un buen número de vecinos.

La ceremonia dio inicio con la bendición impartida por el cura párroco y, seguidamente, se entonaron las estrofas del Himno Nacional. Luego, se dirigió a los presentes el escultor chajariense Damián Ayala, quien fue el encargado de crear el busto del papa Francisco, que fue colocado en la plazoleta. «Creo que logré representar en esta obra a nuestro papa Francisco», dijo y expresó que «quiero agradecer al artista Aldo Vercellino y a mi amigo Miguel Baldini, quienes me ayudaron en esta ardua tarea». Por último, agradeció a las autoridades locales y pidió que «disfruten y cuiden» la escultura.

 

A continuación, el director de Planeamiento, Arq. Rodrigo Villagra, dio detalles de la obra: «se trata de un espacio público abierto que fue diseñado estratégicamente para que tenga una funcionalidad y que sea lo más amigable posible con el entorno», explicó. A su vez, indicó que «se pueden visualizar dos sectores diferenciados. Uno de ellos equipado con juegos infantiles y el otro con juegos saludables y un gimnasio a cielo abierto». También mencionó que «en el centro de la plazoleta hay una plataforma, donde fue colocado el busto del papa Francisco y dos mástiles».

«Solo me queda por recomendar que cuidemos este espacio, porque es de todos, que no haya vandalismo, ya que de esta manera vamos a tener una plaza siempre linda, y espero que la disfruten», finalizó el profesional.

Tras ello, hizo uso de la palabra la presidente municipal, Vanina Perini, quien manifestó que «cuando nosotros asumimos, estaba la intencionalidad de tener un espacio público que lleve el nombre del papa Francisco, y nos pareció muy válido tomar la posta y poder concretarlo». Asimismo, sostuvo que «más allá de todas las opiniones que podamos tener y de todos los credos, Argentina siempre nos da grandes satisfacciones y en este caso la de tener una autoridad de la Iglesia Católica que sea de nuestra nacionalidad, algo que no es menor. Es un hecho histórico actual, que va a trascender en la historia mundial».

Más adelante, señaló que «es muchísimo el esfuerzo de los empleados municipales de las diferentes áreas intervinientes en esta obra». A ello agregó que «hemos recibido un aporte de un millón y medio de pesos de la CTM (Comisión Técnica Mixta de Salto Grande) para invertir en la plaza, pero les cuento que valió mucho más, porque vivimos en un país con inflación».

«Este era un deseo de los vecinos de este barrio y como Estado municipal nos corresponde brindar espacios de diversión y esparcimiento. Lo más importante es que esta plaza será un lugar de encuentro, de los vecinos y las familias», destacó la jefa comunal y concluyó que «ahora la posta es cuidarla y, más allá del mantenimiento que debe hacer el municipio, cada vecino y vecina debe cuidar este espacio y dar un ‘tirón de orejas’ a aquel que daña y rompe por el simple hecho de no querer la cosa pública. Esta plaza no es que no es de nadie, la plaza papa Francisco es de todos y para todos los villarrosarinos».

Para finalizar el acto, la intendente Perini, junto al sacerdote Pedro Todone, el escultor Damián Ayala, autoridades locales y personal municipal descubrieron una placa recordatoria.