Chajarí
21°
Despejado

El gobernador Gustavo Bordet dio el último adiós al ex mandatario provincial que falleció este lunes a los 74 años. “Siempre sentí y siento por el Dr. Busti, admiración, agradecimiento y respeto”, afirmó.

Este lunes falleció en Capital Federal, donde estaba internado, Jorge Busti, quien fue tres veces gobernador de Entre Ríos. Sus restos son velados en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno.

El gobernador Gustavo Bordet llegó pasadas las 17 a dar el último adiós al ex mandatario y lo recordó con mucho respeto y aprecio.

“Vengo con mucho dolor a despedir a un amigo, a un compañero con quien aprendí mucho. Buena parte de lo que se dé la gestión lo aprendí siendo su ministro (de Salud); entendí cómo funcionaba y cómo debía atender los problemas de gobierno en esa época y en ese aspecto fue invalorable como consejero y hombre permanente de consulta en mi gestión”, dijo Bordet.

“Siempre estuvimos en ruta, a veces por cuestiones de política en distintos espacios dentro del partido, pero siempre en un marco de profundo respeto. Siempre sentí y siento por el Dr. Busti, admiración, agradecimiento y respeto”, agregó.

Paso seguido, el Gobernador recordó una frase de Busti: “Siempre me decía que llegar era fácil, y que lo difícil era irse bien”. “Hay mucho tiempo recorrido y vivido. Hoy es un día triste donde quiero rendir este homenaje muy sentido”.

Finalmente, opinó que deja como legado “que nunca hay que bajar los brazos, que nunca hay que darse por vencido, que hay que luchar y pelear siempre por lo que uno siente y no siempre desde lugares cómodos, sino desde lugares difíciles, desde la adversidad y también aprendí de la templanza. Si algo aprendí en la gestión es que en los momentos críticos cuando hay dificultades, es donde se pone a prueba la templanza de quien ejerce un gobierno y eso es algo que siempre me lo transmitió”. Elonce